Continúan de manera ininterrumpida los trabajos conjuntos para reparar la fisura en el Río Lerma y atender a la población afectada


Derivado de las afectaciones ocasionadas en San Mateo Atenco por el desbordamiento del Río Lerma

| De la redacción | Desde tabloiderevista.com
Continúan de manera ininterrumpida los trabajos conjuntos para reparar la fisura en el Río Lerma  y atender a la población afectada

Temas clave / Valle de Toluca

Clima

Septiembre 02, 2018 16:37 hrs.
Clima Estados › México Estado de México
De la redacción › tabloiderevista.com

1,514 vistas

San Mateo Atenco, Estado de México, 2 de septiembre de 2018. Derivado de las afectaciones ocasionadas en San Mateo Atenco por el desbordamiento del Río Lerma, y tal como se comprometió el Gobernador de la entidad, Alfredo Del Mazo Maza, 500 servidores públicos del Estado de México han trabajado por más de 30 horas ininterrumpidas en la reparación de la fisura de 15 metros de ese cauce, además de las labores de elementos del Ejército mexicano, y en la atención a los damnificados por esta contingencia.

Durante la madrugada de este domingo, los ingenieros hidráulicos delinearon un proyecto de reparación, toda vez que se constató que la zona de la fisura no presenta corriente y mantiene una profundidad constante.

La intervención de la zona permitirá controlar el desperfecto y evitar de forma más eficiente el riesgo de otro escurrimiento hacia el área urbana, en tanto continúan los trabajos de construcción de un pedraplén o camino que una los extremos de la falla.

Las condiciones climáticas favorables del sábado por la noche, permitieron avanzar en uno de los trabajos más urgentes, que fue reforzar la línea de contención de la margen con una costalera, el cual reporta un avance del 60 por ciento, mismo que quedará concluido en las siguientes horas.

En estas maniobras participan en dos frentes 35 elementos del Grupo Tláloc y 30 de la Policía Estatal; en otros puntos también trabajan integrantes del Ejército Mexicano y trabajadores municipales de San Mateo Atenco.

En el sitio, distintas dependencias del Gobierno del Estado de México realizan acciones para auxiliar a las familias afectadas y contener el daño en el bordo del cauce.

La Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) reporta que al momento se han colocado más de 5 mil costales para estabilizar el terraplén cercano a la fisura del bordo izquierdo del Río, con lo que se busca contener el flujo del agua.

La prioridad del Gobierno del Estado de México es salvaguardar la seguridad de las familias de la zona, por lo que el Gobierno estatal refrenda su compromiso con los mexiquenses de continuar trabajando hasta que sea reparada la fisura y que las casas ya no presenten agua al interior.

En este trabajo conjunto, la Secretaría de Seguridad del Estado de México desplegó un aproximado de 100 elementos de Proximidad, los cuales realizan labores de apoyo, resguardo y asistencia, y cuyo número podría aumentar según lo requiera la situación.

Por su parte, la Secretaría de Salud estatal desplegó 14 brigadas y dos unidades móviles que recorrieron las 30 calles de los seis barrios afectados, donde visitaron 493 casas, de las cuales 200 resultaron inundadas.

Se distribuyeron mil 631 dosis de Albendazol, mil 379 sobres de Vida Suero Oral y fueron aplicadas 88 dosis de Toxoide Tetánico Diftérico (TTD).

Asimismo, se impartieron 664 pláticas y orientaciones sobre el lavado de manos, higiene de los alimentos y saneamiento básico en el hogar.

También se otorgaron 21 consultas médicas en las Unidades Móviles y durante las visitas domiciliarias.

Personal de Salud continuará con las actividades de vigilancia epidemiológica a fin de realizar las acciones correspondientes para preservar el bienestar de las familias afectadas.

De igual manera, con el objetivo de verificar las condiciones higiénico-sanitarias, a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem), la Secretaría de Salud realiza recorridos en los que se llevan a cabo acciones como verificación de las condiciones de los cuatro albergues instalados, monitoreo de cloro residual y suspensión del sacrificio de animales en el rastro municipal.

También visitan pozos de agua de los barrios afectados, detectando la necesidad de dotación de baños móviles y/o letrinas, así como contenedores de agua potable.

En el caso específico del albergue de la Parroquia del Barrio de San Lucas, se verifica la disposición de agua y las condiciones de la planta purificadora establecida en este sitio.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor